Logo small

“No necesito que sea fácil, sólo que sea posible”

Captura de pantalla 2017-02-13 a las 10.44.49Es esta una frase de la película SoulSurfer estrenada el año 2011, basada en la autobiografía de Bettany Hamilton publicada en el año 2004, un año después de un terrible ataque de un tiburón tigre en el que éste le arrancó su brazo izquierdo por debajo del hombro y con él una prometedora carrera como surfista profesional.

Era la mañana del 31 de octubre de 2003.

Han pasado 13 años, desde que parecía que su vida y sus planes de futuro se habían acabado.

Pero no fue así, tan sólo un año después del ataque, en Julio de 2004 Bettany ganó el premio ESPY al mejor regreso del atleta del año, retomando su carrera como surfista profesional.

Recuperaba así una parte de su vida, y una trayectoria de 10 años de competiciones, triunfos y galardones, pero no sólo recupero sus objetivos deportivos. Su vida personal también mejoraba con el transcurso del tiempo. En 2013, a los 23 años, se casó con Adam y en junio de 2015 nacía su primer hijo Tobías.

Esta mañana estaba surfeando con su familia, como compartía en redes sociales. Se ha cerrado el círculo.

Realmente una lección de superación ante la adversidad, pero su historia no es única.

Todos hemos conocido o conocemos personas que han hecho y hacen que la frase “No necesito que sea fácil, sólo que sea posible” una constante en su vida y que les ha permitido superar dificultades que para muchos de nosotros serían un obstáculo insalvable.

Estas líneas son también un especial reconocimiento y admiración a una persona que desde el día que nació me ha demostrado que para conseguir sus objetivos en la vida, que no han sido pocos, no necesitaba que fuera fácil, sólo que fuera posible. No hace falta mencionar su nombre, ella lo sabe.

En una sociedad en la que prima la exigencia de lo rápido, lo fácil, a velocidad del chip, los ejemplos de la actitud de estas personas nos recuerdan que aún queda esperanza. Que la superación de las dificultades exige tiempo, que no es inmediata y que requiere constancia, esfuerzo y capacidad de sufrimiento.

Las empresas y sus empleados también deben reflexionar. Parece que hemos superado una crisis que se ha llevado por delante muchos brazos izquierdos y hasta vidas enteras. No importan los años, importan los daños.

Las empresas deben agradecer los esfuerzos realizados durante este tiempo, adaptando su modelo de gestión de crisis a un modelo de curación de heridas, de reparación de daños, de reconstrucción del presente y del futuro de sus equipos. Sólo así conseguiremos que nuestros equipos se recuperen y mantengan esa vinculación y compromiso.

Debemos ponernos todos como objetivo ser mejores de lo que éramos antes de la crisis, mejores para los empleados, para los compañeros, mejores para los clientes, mejores con nosotros mismos y con nuestro futuro.

No es fácil, pero es posible…

Gracias de corazón a los que nos lo recuerdan cada día.

thesalesmaker

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.



Logo Footer

Jaume Vidal Alcover -13a-1-1 · 07004 Palma de Mallorca · Islas Baleares
Teléfono : +34 660 574 551 / +34 971 10 88 38
info@thesalesmaker.com