Logo small

Dos fórmulas mágicas

Dos fórmulas mágicas.

En el mundo actual dominado por la tecnología, y gestionado a través de Redes Sociales, uno de los puntos críticos es ser innovador en la forma de comunicarse. Lo importante es ser diferente, para distinguirse. Tanto en el plano personal, como profesional.

Pues bien, si lo que usted quiere realmente es distinguirse de los demás, ser ORIGINAL y llamar la atención, ésta es su oportunidad.

Los que ya tenemos una edad, y algunos más jóvenes también, recordaremos con especial cariño a nuestras Abuelas y Abuelos. Y especialmente ese momento mágico, en el que se nos enseñaba, con manos arrugadas por el paso del tiempo, ese preciado objeto: una piruleta. La tentación era demasiado fuerte, y el primer instinto infantil era lanzarse literalmente a por ella. Y justo en ese instante, se paraba el tiempo y se oía la voz sabia de nuestros mayores: ¿cómo se pide…? todos sabemos la contestación. ¿Ya con nuestro tesoro en la mano y a punto de saborear la deseada golosina, aparecía de nuevo esa voz que preguntaba: ¿Qué se dice…? y no hemos olvidado la contestación.

A estas alturas ya sabrán ustedes las palabras a las que me refiero, mil veces dichas, pero lamentablemente cada vez menos usadas y más olvidadas.

Quien no ha recibido un mail en que se nos ofrecen productos o servicios y que finaliza: “Quedo a la espera de sus noticias” desafortunada traducción y peor uso de la fórmula anglosajona “Hearing from you soon”.

¿De qué estamos hablando? ¡Estamos usando una forma imperativa en una solicitud! Y nos quejamos de que los destinatarios de los mensajes no nos contestan. Personalmente, cuando recibo un mail con esta fórmula, no lo contesto. Sí contesto a los que se dirigen por ejemplo en estos términos:“Por favor, cualquier duda o consulta que necesite, nos tiene a su disposición”.

A continuación, les propongo un Juego. Durante el día de hoy vayan contando el número de veces que reciben cualquier tipo de mensaje escrito en el que figuren estas palabras: “Por favor” y “Gracias”. Al día siguiente, hagan la misma operación, pero esta vez será el número de veces que ustedes ponen en sus mensajes las palabras “Por favor” y “Gracias”.

¿Quién gana? El que tenga mayor número de veces en total. ¿Le gusta perder? Pues ya lo sabe, empiece a anotar en su casillero de inmediato. A poco que se esfuerce gana de goleada (Lamentablemente).Aunque existe el efecto multiplicador de su uso: cuanto más las emplee, más veces se las van a devolver. Aún hay esperanza.

Y ahora viene la magia.

Es muy difícil, al menos para mí, negarme a algo que se me pide por favor. Además, cómo no es usual, me llama la atención, se fija en mi recuerdo y me da una imagen muy positiva de la persona que se está comunicando conmigo.

Y qué decir de la palabra Gracias. Gracias por atenderme, por escucharme, por perdonarme, por respetarme, por ayudarme, por quererme, por no olvidarme…Cómo dice la canción: “Gracias a la vida, que me ha dado tanto… (Mercedes Sosa)

Por eso, le recomiendo, aunque no sea “cool”, que use hasta la EXTENUACIÓN estas palabras, en el ámbito personal es su decisión, pero en el ámbito profesional es una ventaja competitiva, que las empresas en su forma de relacionarse, tanto interna como externamente, están desaprovechando. Ganaríamos todos.

Que la magia le acompañe.

thesalesmaker

This information box about the author only appears if the author has biographical information. Otherwise there is not author box shown. Follow YOOtheme on Twitter or read the blog.



Logo Footer

Jaume Vidal Alcover -13a-1-1 · 07004 Palma de Mallorca · Islas Baleares
Teléfono : +34 660 574 551 / +34 971 10 88 38
info@thesalesmaker.com